Guaraní

(Paraguay - Argentina, 2016, drama, 85 minutos)

Atilio es paraguayo, vive con una de sus hijas a orillas de un río y sueña con tener un nieto varón para poder transmitirle su cultura guaraní, enseñarle el idioma y a pescar. Un día descubre una carta donde se entera de que una de sus hijas en Buenos Aires será madre de un varón y decide viajar más de 1000 kilómetros para convencerla de que dé a luz en su país. Lo acompañará en esa travesía la nieta que ahora está a su lado.

 

Pequeñas mentiras piadosas

(España – Italia, 2015, documental, 87 minutos)

Cada día, docenas de cubanos van a la Embajada de Estados Unidos en La Habana. Allí tendrán una entrevista de cinco minutos con el temido funcionario estadounidense. Desde un garaje con vistas a la embajada, Lourdes (58 años) ayuda a miles de cubanos a conseguir un visado temporal. Adapta las historias para que el funcionario norteamericano diga que sí. Pero llega su propia entrevista. Su madre, muy enferma, la espera en Miami

Festival de Cine

Internacional

de San Juan

San Juan International

Film Festival

Guaraní

(Paraguay - Argentina, 2016, drama, 85 minutos)

Atilio es paraguayo, vive con una de sus hijas a orillas de un río y sueña con tener un nieto varón para poder transmitirle su cultura guaraní, enseñarle el idioma y a pescar. Un día descubre una carta donde se entera de que una de sus hijas en Buenos Aires será madre de un varón y decide viajar más de 1000 kilómetros para convencerla de que dé a luz en su país. Lo acompañará en esa travesía la nieta que ahora está a su lado.

 

Pequeñas mentiras piadosas

(España – Italia, 2015, documental, 87 minutos)

Cada día, docenas de cubanos van a la Embajada de Estados Unidos en La Habana. Allí tendrán una entrevista de cinco minutos con el temido funcionario estadounidense. Desde un garaje con vistas a la embajada, Lourdes (58 años) ayuda a miles de cubanos a conseguir un visado temporal. Adapta las historias para que el funcionario norteamericano diga que sí. Pero llega su propia entrevista. Su madre, muy enferma, la espera en Miami